ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

jueves, 30 de octubre de 2014

ESCENA DEL ASCENSOR. PRIORIDADE DE TU ESTILO DE VIDA








TERAPIA ADLERIANA DE GRUPO E INDIVIDUAL. LA ESCENA DEL ASCENSOR
(Adaptado de Ruiz, Oberst y Quesada, 2006)

Imaginemos la siguiente escena en un ascensor: Como cada mañana, coges el ascensor para bajar a la calle y acudir al trabajo. A veces, en la escalera o en el ascensor, te encuentras con un vecino, apenas sabes su nombre y el piso en que  vive, con quién sueles intercambiar un furtivo “Hola” o “Buenos días”, ¡vaya tiempo que hace hoy! Esta mañana, empero, entra en el ascensor y no te saluda. Tómate un tiempo para reflexionar sobre:
1-Por qué crees que no te saluda (atribución de su conducta). Anótalo aquí:

2-Qué piensa sobre su conducta de no saludad. Anótalo aquí:

3-Cómo te gustaría reaccionar (tú reacción emocional espontánea a su conducta). Anótalo aquí:

4-Cómo reaccionas realmente (actuación):

NO LEAS LO QUE SIGUE HASTA NO HABER CONTESTADO ESTAS 4 PREGUNTAS ANTERIORES
. Tengo varias posibilidades de pensar algo parecido a: (5 posibilidades generales)
1-“No me importa lo que le pasa a este tío” (sentimiento de indiferencia)
2-“Qué maleducado es este tío” (sentimiento de enfado)
3-“Igual está enfadado conmigo, le debo haber hecho algo malo” (sentimiento de culpa)
4-No sé lo que le pasa, pero tengo que averiguarlo, porque no puede ser que estemos así sin decirnos ni hola (sentimiento de inquietud)
4-“Quizás tiene un mal día; habrá discutido con la mujer o habrá perdido su equipo de futbol” (sentimiento de tranquilidad)
.Como realmente no sé el motivo, todos mis pensamientos son especulaciones. Pero según sea mi atribución a su conducta, mi reacción espontánea será diferente:
1-Si no me importa su reacción, lo más probable es que me genere una ligera molestia, y posiblemente me calle yo también el trayecto del ascensor y continuaré con mis pensamientos.
2-Si pienso que es un maleducado me enfadaré y posiblemente le diga un “Hola” frio y de mala gana en tono de reproche; o incluso si mi considero una persona educada acabaré dándole los buenos días de una manera más amable
3-Si pienso que debo haberle hecho algo para que actúe así sentiré una ligera culpabilidad y le daré vueltas a que habré hecho yo de malo, aunque después puede que trate o no de averiguarlo
4-Si pienso que debo de averiguar qué motivo tiene para reaccionar así conmigo, sentiré una cierta inquietud por lo que yo interpreto como su desaprobación, y trataré la manera de hacer algo por averiguarlo y recuperar su aprobación de nuevo
5-Si pienso que mi vecino ha pasado un mal día y está cavilando con sus problemas, adoptaré una actitud más comprensiva y le daré los buenos días como siempre amablemente, esperando a que se dé cuenta y esperaré a que  responda con la misma amabilidad
¿CÓMO SE DISTINGUEN ESAS 5 REACCIONES?:
1-En el primer caso mi objetivo es no cargarme con problemas ajenos (indiferencia), que me dejen en paz “y a mi rollo”. Esto es una expresión de comodidad. Si en la mayoría de las ocasiones mis reacciones tienden a ser como estás mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de COMODIDAD.
2-El segundo caso presenta un perfil de superioridad. El hecho de que un vecino no me salude me hiere me hace sentir denigrado  (mi autoestima  queda en cuestión) y puedo desarrollar fácilmente un sentimiento de inferioridad que trato de “compensar” con uno de superioridad, demostrándole que no puede humillarme, tratándole con suma frialdad. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de SUPERIORIDAD.
3-La tercera reacción (sentimiento de inquietud y culpa) representa un deseo de control;  no soporto la ambigüedad provocada por la conducta del vecino y tengo que averiguar el motivo para recuperar mi seguridad. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de CONTROL.
4-En la cuarta reacción (inquietud) reconocemos una tendencia a agradar.  Trataré de buscar su benevolencia mostrándome muy amable con él, incluso de manera exagerada, ya que no soporto la idea de ni caer bien. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de la APROBACIÓN.
5-La reacción más adecuada es la última (tranquilidad). Si atribuyo su conducta a algo ajeno a mí, me libero de mis pensamientos egocéntricos y puedo contribuir a que él y yo mismo nos sintamos mejor. No me siento ni molesto, ni ofendido, ni culpable. Puedo devolverle un saludo cordial, mejorando su malhumor matutino. Si no es realmente un maleducado  o no está excesivamente malhumorado, incluso puede ofrecerme una breve disculpa por su conducta, y así en el futuro, incluso podemos mutuamente, si lo queremos tener una relación más cercana. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de SENTIMIENTO DE COMUNIDAD O INTERÉS SOCIAL.

viernes, 24 de octubre de 2014

MANUAL INTRODUCTORIO A LA PSICOLOGÍA ADLERIANA. A.E.P.A 2014

MANUAL INTRODUCTORIO A LA PSICOLOGÍA ADLERIANA.  A.E.P.A  2014



Primer mini-manual de Psicología Adleriana creado por la A.E.P.A.
Autores: Úrsula E.Oberst y Juan José Ruiz Sánchez. 2014

El mini-manual aún está en proceso de revisión ****
Se puede bajar del siguiente enlace:


https://lasindias.com/wp-content/uploads/2014/11/MANUAL-INTRODUCTORIO-A-LA-PSICOLOG%C3%8DA-ADLERIANA.pdf

domingo, 19 de octubre de 2014

HERMAN HOBMAIR Y GERD TREFFER: PSICOLOGÍA INDIVIDUAL (Libro. 1981)



MICHAEL TITZE: FUNDAMENTOS DEL TELEOANÁLISIS ADLERIANO (Libro, 1983)




LEN SPERRY, JON CARLSON (Ed.): PSYCHOPATHOLOGY & PSYCHOTHERAPY (Libro, 1996)

Este libro presenta una conceptualización adleriana completa de la mayoría de ls trastornos mentales incluido en el DSM-IV y su abordaje psicoterapéutico.



J. CARLSON, R. WATTS AND M.MANIACCI: ADLERIAN THERAPY (Libro. 2005)



CLAUDIO ALARCO VON PERFALL: DICCIONARIO DE PSICOLOGÍA INDIVIDUAL. (LiBRO, 1999)




H.L ANSBACHER Y R..R ANSBACHER: LA PSICOLOGÍA INDIVIDUAL DE ALFRED ADLER (Libro, 1959)



ALFRED ADLER: PRÁCTICA Y TEORÍA DE LA PSICOLOGÍA DEL INDIVIDUO (Libro. Edición original de 1918)


OLIVER BRACHFELD: LOS COMPLEJOS DE INFERIORIDAD DE LA MUJER (Libro original de 1949)

En esta obra Brachfeld presenta en los años 50 el Complejo de Inferioridad de la Mujer y su origen psicosocial basado en desigualdades socio-culturales y aboga por la igualdad basada en la educación en la cooperación y la corrección de las causas sociales que la generan.  También describe las compensaciones habituales de las mujeres con complejo de inferioridad y su tratamiento, así como los sentimientos de inferioridad de los hombres ante las mujeres.

Unas notas de la página 249 (párrafo primero): "Nuestras sociedades occidentales se fundamentan en una notoria, cuanto indebida, sobreestimación de la tabla de valores masculinos. Por consiguiente la mujer en cuanto persona particular, igual que como sexo, en plan colectivo, se halla inferiorizada de una manera objetiva. Su inferiorización real le inspira una sensación de inferioridad subjetiva, todavia mayor que la que deberia corresponder a la objetiva"

Nota: Tened en cuenta de que el libro está escrito en el contexto de la  España franquista de principios de los años 50.  (Ruiz, 2014)


F.OLIVER BRACHFELD: LOS SENTIMIENTOS DE INFERIORIDAD. (Libro en su edición original de 1936)



 


Ferenc Oliver Brachfeld (Budapest , 1908 - Quito,1967) , conocido en Cataluña como Oliver Brachfeld , fue un literato , psicólogo , traductor , asesor editorial y editor húngaro establecido durante muchos años en Cataluña. Fue hermano de Péter Brachfeld Latzko .
Atraído por el estudio de la reina Violante de Hungría,esposa de Jaime I , Brachfeld hace una estancia en 1929 en Barcelona , y el año siguiente la Biblioteca del Instituto Francés de la Universidad de Budapest le publica la tesis doctoral, Magyar vonatkozások a régi katalán irodalomban es katalán népballadában ( Referencias en Hungría dentro de la literatura catalana antigua y las baladas populares catalanas ) . Anteriormente se había interesado por la cultura catalana , ya que había publicó en la revista Nyugat ( Occidente ) reseñas sobre obras de Josep Maria de Segarra , Eugeni d'Ors y Josep Maria López - Picó . Establecido en Cataluña desde 1931 hasta 1959 (con dos paréntesis: desde 1939 hasta 1942 y 1950-1957 ) , a continuación se despliega una prodigiosa actividad . Así , pronuncia una ristra de conferencias a un grupo de poblaciones , participa en tertulias , imparte y organiza cursos en ateneos , institutos y facultades universitarias , escribe regularmente en diferentes periódicos y revistas (como en Mirador ) , traduce ( al catalán y al español) del alemán , del húngaro y del francés en las llanuras de la Publicidad y colabora con editores como Lluís Miracle y Josep Jané y Olivé y con las ediciones Proa .
 En la posguerra , alterna la labor de traductor con la de editor , primero aún 
con Janés , después asociado con José Manuel Lara Hernández (Ediciones Lara ) y
finalmente por su cuenta ( Oliver Brachfeld Editor y Editorial Victoria ) . 
Entre los autores traducidos por Brachfeld ,hay que hacer mención especial de 
Lajos Zilahy ( editados por Proa ) y de Thomas Mann ( con varios títulos ) ; 
asimismo, versionó también escritores tan diversos como François Mauriac , 
André Maurois , Sándor Márai , Jakob Wassermann , Stefan Zweig , András László , Fiódor Dostoievski o John Galsworthy .
Como psicólogo , Brachfeld , completa la formación en la Sorbona de París y en la 
Universidad de Viena , difunde las tesis de Carl Gustav Jung (y en traduce algunas obras ) y, en especial , las de Alfred Adler , del que deviene traductor al español y discípulo predilecto , al tiempo que traba una relación estrecha con el psiquiatra Ramón Sarró . En 1950 se trasladó a Venezuela contratar como Profesor en la Universidad del Andes de la ciudad de Mérida . En esta universidad fue fundador del Instituto de Psicosíntesis y Relaciones Humanas ( 1.952-1.954 . En 1955 fue elegido presidente de la Sociedad Internacional de Psicología , cargo que ejerció durante dos años . 1957 por motivos familiares tuvo que renunciar a su cátedra de la Universidad de Mérida , y volvió a Barcelona . año 1959 dejó Barcelona para ir a Alemania . en 1960 obtuvo una cátedra en la Universidad de Münster , y el Ministerio de Cultura y Educación de la República Federal de Alemania le ofertadas de incorporarse en el Programa de intercambio cultural y académico de científicos alemanes con el exterior , concretamente con Latinoamérica . en el marco de este programa , fue enviado primeramente a Bogotá donde llevó a cabo una actividad importante en el campo universitario y después fue enviado a Quito para el año académico 1966-1967 . Allí, en Quito le sobrevino repentinamente la muerte el 2 de septiembre de 1967 .
Es autor, entre otras obras , de Los sentimientos de inferioridad (1936 ) y de 
Historia de Hungría (1957 ) . En conjunto, ofrece la imagen de un divulgador y 
mediador cultural de amplia curiosidad intelectual, un caso singular de húngaro catalanizado.

ALFRED ADLER: CONOCIMIENTO DEL HOMBRE (LIBRO. ORIGINAL DE 1927)



ALFRED ADLER: EL SENTIDO DE LA VIDA (LIBRO. ORIGINAL DE 1933)





Se trata de una de las obras fundamentales de Alfred Adler. La cuestión central de la obra es la respuesta a la pregunta del sentido de la vida desde la perspectiva de la convivencia y cooperación con otras personas en las principales tareas de la vida (amor, trabajo, relaciones sociales...)
 (Ruiz, 2014)

ALFRED ADLER: EL CARACTER NEURÓTICO (LIBRO. ORIGINAL DE 1912)




En esta obra de 1912 Adler formula una teoría de la personalidad donde incluye por primera vez en la historia de la psicología la y de la psicopatología  el papel de la compensación de los sentimientos de inferioridad, la unidad de la personalidad en torno a un "esquema aperceptivo" tendencioso hacia unas metas de compensación que utiliza la selectividad de la experiencia. Con todo ello se adelanta a los conceptos de "Esquema Cognitivo" (Barlet, 1932) y las "distorsiones cognitivas" (Beck, 1967) en el mantenimiento de los patrones de personalidad y los sesgos experienciales, así como a las teorias constructivistas posteriores (Mahohey, Neimeyer, etc) ya en los primeros años del siglo XX tras haberse desvinculado del movimiento psicoanalítico freudiano. A menudo muchos terapeutas posteriores desconocen estas aportaciones, creyendo erróneamente que conceptos como los apuntados son inventos de los autores mencionados sin caer en la cuenta de la originalidad y múltiples aportaciones de Alfred Adler al conjunto de la psicología, la psicopatología y la psicoterapia.
La cuestión del significado subjetivo de la experiencia se vuelve la cuestión central de esta obra.  (Ruiz, 2014).

viernes, 17 de octubre de 2014

ENTREVISTA A PATRICK ESTRADE SOBRE LOS "PRIMEROS RECUERDOS" Y LIBRO DEL MISMO TEMA






Fuente original de texto: http://es.paperblog.com/podemos-reconstruirnos-a-traves-de-los-recuerdos-patrick-estrade-la-contra-de-la-vanguardia-201207-810339/

Patrick Estrade, psicólogo y psicoterapeuta.
Tengo 59 años. Nací y vivo en Niza. Llevo 20 años casado y tengo un hijo de l6 años, Arturo. Soy un humanista de centro derecha. Creo más en lo humano que en lo divino y sólo ahí encuentro cierta trascendencia. Publico Esos recuerdos que gobiernan nuestra vida (Kairós)
El cazamariposas
No existen recuerdos imputables al azar, decía Alfred Adler, y Estrade lo suscribe con su método de análisis e interpretación de los recuerdos. "Buenos o malos, nuestros recuerdos están ligados de manera inalienable a nuestra persona más profunda. Nos hablan de lo que hemos sido, pero sobre todo de lo que somos". "Me veo en un jardín un poco baldío - me cuenta-, con un cazamariposas de tul de un color muy vivo a punto de intentar atrapar las mariposas que revolotean entre las hierbas altas...". Juguetón, el tímido terapeuta intenta explicarme a través de sus recuerdos que la infancia es el terreno sobre el que caminaremos toda nuestra vida, y que merece la pena revisar lo que nos contamos.
¿Cómo se libró de sí mismo?Librándome de las maletas que no eran mías.
¿Cuál era la más pesada?
La culpabilidad, ¡tan común!, resultado de nuestra educación judeocristiana.
¿Podemos desembarazarnos de ella? 
De bastante, comprendiendo que la culpabilidad es algo normal. Porque, como decía Karl Jaspers (psiquiatra y filósofo existencialista alemán), desde el momento en que yo asumo activamente la vida, les robo algo a los demás.
¿? 
Yo voy en coche y aparco en ese lugar donde el que viene detrás hubiera querido aparcar. El que asume su vida no puede ser inocente. Ser adulto es asumir tu culpabilidad.

¿Alguna otra maleta bomba?Esa que está llena de prohibiciones y que en nuestra sociedad es muy muy pesada. Dígame, ¿cuál es el objetivo de la prohibición?¿Ser transgredida?Efectivamente, si no te han explicado esto de niño, sufres. Yo siempre tuve este deseo de transgredir las prohibiciones y eso me llevaba a una culpabilidad terrible, como a todos. Es un fardo que hay que trabajar y quitarse de encima; pero, claro, no a cualquier precio.
¿Y dice que hay que decirles a los niños que transgredir es sano?Una contradicción latente de nuestra cultura es que hasta los 20 años nos educan para que no transgredamos las reglas, pero a partir de ahí nos lanzan al mundo y pretenden que seamos creativos e innovadores, es decir, lo contrario de lo que nos han inculcado.
Entonces se trata de aprender para luego desaprender.Sí, durante 20 años más deberemos intentar cambiar nuestros esquemas. Pero hay atajos.
Bien.Librarse de uno mismo es buscar imágenes nuestras que ya existen y que no conocemos.
Sea gráfico.
En tu infancia te repiten que eres un patoso o un inútil, pero llega un día en que alguien te dice: "¡Qué interesante lo que dices!". Ese día puede transformarse la imagen de ti mismo.
El otro es necesario para bien y para mal.Así es, sin los otros no existes; por lo tanto, vivir enfrentado con los otros es un absurdo, debemos vivir los unos con los otros, y sobre todo a favor de los otros.
¿Y por qué nos construimos en contra de los otros?La sociedad nos obliga: la competencia, la ambición, la desconfianza y la facilidad, ya que vivir con el otro no es nada sencillo.
Decía que debíamos reconstituirnos con imágenes nuevas de nosotros mismos.Sí, y podemos hacerlo a través de los recuerdos. Profundizar en el recuerdo puede modificar el recuerdo en sí y, por tanto, nuestro comportamiento. Cambiar la visión de una cosa concreta modifica la visión general. Si se cambia el ángulo de mirada, la perspectiva cambia, si usted se levanta, me verá la calva.¿Los recuerdos no son algo que pertenezca al pasado?Los actualizamos cada vez que los revisamos, son la atmósfera de nuestro presente. Por lo tanto, pueden ser engañosos, pero nunca mienten.
Los recuerdos no son inocentes.No, si me acuerdo de algo es por algo. Yo, por ejemplo, tenía el recuerdo de un día en que mi hermana se cayó por la escalera, porque yo le hacía cosquillas, y se rompió un diente.
¿Y eso alimentó su culpabilidad?Sí, y la conciencia de no ser un niño bueno, con lo cual fui un niño difícil. Ya adulto profundicé en ese recuerdo y preguntando a mi familia resultó que con quien jugaba mi hermana no era conmigo sino con mi hermano.
¿Podemos modificar los recuerdos?
Sí, porque todo recuerdo tiene satélites, no es un ente aislado, viene acompañado de otras situaciones, de distintas emociones. Si atiendes a esos satélites, el recuerdo principal se modifica.
¿Por ejemplo?Puedes recordar el verano de 1970 como fatídico porque ocurrió algo horrible que ha eclipsado todo lo demás, pero si profundizas verás que también ocurrieron cosas buenas. Recordarlas cambiará el titular del recuerdo de aquel verano y, por tanto, tu estructura actual.
¿Qué propone que hagamos con un recuerdo que nos viene de repente?Entender que tiene un sentido: los recuerdos nos dan respuestas a angustias actuales porque los convocamos en el momento presente. Es con nuestro aparato sensitivo y psicológico con lo que hemos ido a buscar ese recuerdo y no otro de los miles y miles que tenemos archivados en nuestra memoria.
Dice García Márquez que la vida no es lo que se ha vivido...... sino de lo que uno se acuerda y cómo se acuerda. Hay dos principios básicos: el de nuclearidad, que representa el interior, la seguridad, la madre; y el de desplazamiento: el exterior, el enfrentarse con el mundo, la evolución... Y también hay espacios intermedios, como el jardín, ni dentro ni fuera.
¿Este es su método de análisis?
Analizo recuerdos porque me dicen dónde está situada la persona, sus deseos ocultos, su tendencia, sus problemas. Si por ejemplo la mayoría de sus recuerdos tiene que ver con el principio de desplazamiento, es probable que tenga problemas afectivos que afrontaremos rescatando la nuclearidad.

ALFRED ADLER: COMPRENDER LA VIDA (LIBRO)



MARTIN F. ECHEVARRIA: CORRIENTES DE PSICOLOGÍA CONTEMPORANEA (Libro)






Corrientes de Psicología ContemporáneaReseña del libro de Martín F. Echavarría. Doctor en Filosofía (UPRA, Roma, 2004); Licenciado en Filosofía (UCA, Buenos Aires, 1999); Licenciado en Psicología (UCA, Buenos Aires, 1997) 

Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo?”, pregunta el Profeta (Jr 17,9 ).

Las modernas corrientes de psicología, desde la “psicología profunda” en adelante parecen presentarse como respuestas a este interrogante. Con pocas excepciones, las corrientes que se expondrán en este libro son un intento de comprender y sanar radicalmente al hombre desde la psicología.

Por este motivo, en la exposición de las corrientes principales de la psicología actual se pone de manifiesto las premisas filosóficas que subyacen a las variadas escuelas y corrientes de psicología contemporánea, y se hace de ellas una crítica a la luz de la filosofía y de la antropología cristiana, con especial referencia a santo Tomás de Aquino. El lector descubrirá que, más allá de las, a veces notables, diferencias metodológicas, técnicas y prácticas, que existen entre las distintas corrientes, escuelas y autores, la diferencia fundamental entre los mismos es de orden filosófico, e incluso teológico. Por otro lado, este nivel filosófico-teológico del discurso de los autores expuestos que impregna todos los aspectos de su discurso psicológico, desde la teoría hasta la práctica, hasta el punto de que en muchos casos las distintas formas de praxis psicológica no son meras aplicaciones técnicas de los conocimientos adquiridos por la psicología académica, sino formas modernas o posmodernas de filosofía aplicada.


Nos complace informales que la editorial Scire publicó el libro sobre "Corrientes de psicología contemporánea". El libro está pensado como un manual para introducir al lector en las corrientes más importantes de la psicología actual, prestando especial atención a los fundamentos filosóficos de cada una de ellas, y emitiendo un juicio desde la filosofía tomista y la antropología cristiana.

Se divide en cinco secciones, divididas a su vez en capítulos:

Introducción

Sección 1. Psicologías del Inconsciente
Capítulo 1. El Psicoanálisis de Sigmund Freud
Capítulo 2. Los continuadores de Freud
Capítulo 3. Carl G. Jung y la Psicología Analítica

Sección 2. Psicologías de la Responsabilidad

Capítulo 4. La Psicología del Individuo de Alfred Adler
Capítulo 5. La psicología antropológica de Rudolf Allers
Capítulo 6. La Logoterapia de V. E. Frankl

Sección 3. Conductismo

Capítulo 7. El conductismo de John B. Watson
Capítulo 8. Del neoconductismo a B. F. Skinner

Sección 4. Psicología Humanista

Capítulo 9. La Psicología Humanista y la teoría de Carl Rogers
Capítulo 10. Otros autores y escuelas de tendencia humanista o alternativa

Sección 5. Cognitivismo

Capítulo 11. Psicologías cognitivas
Capítulo 12. El constructivismo
Consideraciones finales: Psicología, fe y razón

El libro consta de cuatro anexos con estudios específicos sobre diversos temas: el uso del concepto de narcisismo en la psicología, la noción de inconsciente espiritual en J. Maritain, la psicología de la mística de William James, y la relación entre ética y caracterología en Josef Pieper.

Datos editoriales del libro:

Corrientes de Psicología Contemporánea
Martín F. Echavarría,
Editorial Scire,
Barcelona 2010,
282p.


Nota de Juan J. Ruiz Sánchez:

 Para nosotros  los adlerianos es relevante desde mi punto de vista,  el acierto  y gran originalidad de conceptualizar por   Martin F. Echevarria,  la Psicología Adleriana en el grupo de "Psicología de la Responsabilidad"; y además relacionadas con otras dos perspectivas muy cercanas a esta: la de Rudolf Allers y Victor Frankl (adlerianos en sus tiempos incipientes antes de desarrolar sus propias teorias).