ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

jueves, 30 de octubre de 2014

ESCENA DEL ASCENSOR. PRIORIDADE DE TU ESTILO DE VIDA








TERAPIA ADLERIANA DE GRUPO E INDIVIDUAL. LA ESCENA DEL ASCENSOR
(Adaptado de Ruiz, Oberst y Quesada, 2006)

Imaginemos la siguiente escena en un ascensor: Como cada mañana, coges el ascensor para bajar a la calle y acudir al trabajo. A veces, en la escalera o en el ascensor, te encuentras con un vecino, apenas sabes su nombre y el piso en que  vive, con quién sueles intercambiar un furtivo “Hola” o “Buenos días”, ¡vaya tiempo que hace hoy! Esta mañana, empero, entra en el ascensor y no te saluda. Tómate un tiempo para reflexionar sobre:
1-Por qué crees que no te saluda (atribución de su conducta). Anótalo aquí:

2-Qué piensa sobre su conducta de no saludad. Anótalo aquí:

3-Cómo te gustaría reaccionar (tú reacción emocional espontánea a su conducta). Anótalo aquí:

4-Cómo reaccionas realmente (actuación):

NO LEAS LO QUE SIGUE HASTA NO HABER CONTESTADO ESTAS 4 PREGUNTAS ANTERIORES
. Tengo varias posibilidades de pensar algo parecido a: (5 posibilidades generales)
1-“No me importa lo que le pasa a este tío” (sentimiento de indiferencia)
2-“Qué maleducado es este tío” (sentimiento de enfado)
3-“Igual está enfadado conmigo, le debo haber hecho algo malo” (sentimiento de culpa)
4-No sé lo que le pasa, pero tengo que averiguarlo, porque no puede ser que estemos así sin decirnos ni hola (sentimiento de inquietud)
4-“Quizás tiene un mal día; habrá discutido con la mujer o habrá perdido su equipo de futbol” (sentimiento de tranquilidad)
.Como realmente no sé el motivo, todos mis pensamientos son especulaciones. Pero según sea mi atribución a su conducta, mi reacción espontánea será diferente:
1-Si no me importa su reacción, lo más probable es que me genere una ligera molestia, y posiblemente me calle yo también el trayecto del ascensor y continuaré con mis pensamientos.
2-Si pienso que es un maleducado me enfadaré y posiblemente le diga un “Hola” frio y de mala gana en tono de reproche; o incluso si mi considero una persona educada acabaré dándole los buenos días de una manera más amable
3-Si pienso que debo haberle hecho algo para que actúe así sentiré una ligera culpabilidad y le daré vueltas a que habré hecho yo de malo, aunque después puede que trate o no de averiguarlo
4-Si pienso que debo de averiguar qué motivo tiene para reaccionar así conmigo, sentiré una cierta inquietud por lo que yo interpreto como su desaprobación, y trataré la manera de hacer algo por averiguarlo y recuperar su aprobación de nuevo
5-Si pienso que mi vecino ha pasado un mal día y está cavilando con sus problemas, adoptaré una actitud más comprensiva y le daré los buenos días como siempre amablemente, esperando a que se dé cuenta y esperaré a que  responda con la misma amabilidad
¿CÓMO SE DISTINGUEN ESAS 5 REACCIONES?:
1-En el primer caso mi objetivo es no cargarme con problemas ajenos (indiferencia), que me dejen en paz “y a mi rollo”. Esto es una expresión de comodidad. Si en la mayoría de las ocasiones mis reacciones tienden a ser como estás mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de COMODIDAD.
2-El segundo caso presenta un perfil de superioridad. El hecho de que un vecino no me salude me hiere me hace sentir denigrado  (mi autoestima  queda en cuestión) y puedo desarrollar fácilmente un sentimiento de inferioridad que trato de “compensar” con uno de superioridad, demostrándole que no puede humillarme, tratándole con suma frialdad. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de SUPERIORIDAD.
3-La tercera reacción (sentimiento de inquietud y culpa) representa un deseo de control;  no soporto la ambigüedad provocada por la conducta del vecino y tengo que averiguar el motivo para recuperar mi seguridad. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de CONTROL.
4-En la cuarta reacción (inquietud) reconocemos una tendencia a agradar.  Trataré de buscar su benevolencia mostrándome muy amable con él, incluso de manera exagerada, ya que no soporto la idea de ni caer bien. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de la APROBACIÓN.
5-La reacción más adecuada es la última (tranquilidad). Si atribuyo su conducta a algo ajeno a mí, me libero de mis pensamientos egocéntricos y puedo contribuir a que él y yo mismo nos sintamos mejor. No me siento ni molesto, ni ofendido, ni culpable. Puedo devolverle un saludo cordial, mejorando su malhumor matutino. Si no es realmente un maleducado  o no está excesivamente malhumorado, incluso puede ofrecerme una breve disculpa por su conducta, y así en el futuro, incluso podemos mutuamente, si lo queremos tener una relación más cercana. Si esto se repite en muchas ocasiones, mi estilo de vida, estará gobernado por una prioridad de SENTIMIENTO DE COMUNIDAD O INTERÉS SOCIAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada