ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

lunes, 1 de julio de 2013

PSICOLOGIA ADLERIANA Y CONDUCTISMO





















Tradicionalmente la psicología adleriana ha sido considerada un enfoque vinculado con la psicología profunda psicodinámica, especialmente en Alemania y otros países europeos. También se le ha relacionado con los enfoques humanistas, sistémicos, cognitivos y constructivistas ( Oberst y Stuart, 2002 ; Oberst y Ruiz, 2007) en Los Estados Unidos y otros países anglosajones.

   Esto se debe a que la psicología adleriana es compleja en su teoría, más allá del simple reduccionismo de la compensación del sentimiento de inferioridad, imagen distorsionada debida a la incomprensión y al rechazo intencionado.

   Raramente se le ha relacionado con el conductismo, salvo honrosas excepciones, la mayor parte proveniente del propio campo conductista (Pratt, 1983; Pérez, 1996; 2004, 2006, 2014; Montgomery, 2012); y raramente desde la propia perspectiva adleriana (Oberst y Ruiz, 2007).

  Veamos, brevemente la línea argumental de cada uno de estos autores.

   Montgomery (2012) en su blog se remite a la argumentación original de Pratt para hacer notar las afinidades entre el conductismo radical de Skinner y la psicología de Adler:
   -Relación entre el análisis funcional y su triple contingencia A-B-C y el modelo adleriano  centrado en objetivos en su análisis teleoanalítico y contexto relacional-social
   -Relación entre objetivos y contingencias de reforzamiento (términos que serian equivalentes en mayor parte) y donde además no es necesaria la conciencia para que estos surtan sus efectos
   -Distintos comportamientos pueden tener una misma finalidad, distintas conductas pueden remitir a similares contingencias de reforzamiento.
   -El Estilo de Vida es fundamentalmente aprendido
   -Prioridad de los medios de refuerzo positivo sobre el castigo, sobre el "estimulo y aliento" sobre el castigo.
   -El cambio de prácticas, de contingencias por la acción,  suele preceder al cambio de actitud
   -Las conductas disfuncionales son mayormente mantenidas por sus efectos en contextos relacionales de tipo social
   -Se apunta la posibilidad de que el enfoque adleriano podría ser de utilidad a los conductistas que trabajan con niños y adolescentes

   Pérez (1996, 2004, 2006) destaca igualmente las equivalencias entre el análisis funcional y el análisis teleológico, especialmente en la "función finalista de los síntomas", y en la relación de los problemas psicológicos con la biografía del sujeto, y el sentido que tienen este en el contexto de su vida. Incluso Pérez (2004) llega a situar la psicología adleriana entre las psicologías de estirpe conductista, es decir como un ascendiente de la misma. El autor de este blog comparte, en la actualidad,  abiertamente las afirmaciones de Marino Pérez.  En una de sus obras mas recientes Marino (Pérez, 2014)  vuelve a exponer en varios apartados las "contribuciones" de la psicología adleriana a las terapias de tercera generación contextuales-funcionales (conductistas contextuales), destacando de nuevo como en el análisis funcional (evaluación personalizada y contextualizada) que se realiza en la terapia de activación conductual (AC) y en la terapia de aceptación y compromiso (ACT) se suele usar la pregunta de la evitación adleriana ("¿Qué estaria haciendo el cliente si no estuviera deprimido o de tal manera?") para contextualizar las conductas de evitación experiencial y al plantear la cuestión de las contingencias o efectos de la conducta en relación a la decisiones vitales.

  Oberst y Ruiz (2004) apuntan que los psicólogos adlerianos han solidó ignorar las afinidades con el conductismo posiblemente por una imagen distorsionada del mismo. Además apuntan que las nuevas terapias de tercera generación o contextuales, de raíz conductista radical en su mayoría, especialmente las terapia de aceptación y compromiso y la psicoterapia analítica funcional, acercan si cabe, aún mas, ambas perspectivas.
   Se hace mención, entre otros temas, a la formación de la personalidad y a la unidad  y continuidad de la misma, desde la óptica conductista como conjunto de hábitos y experiencia subjetiva unificada (Pérez, 1996) y desde la óptica Adleriana como Estilo de Vida dirigido a fines. No en vano conductismo y adlerismo tienen antecedentes aristotélicos que remiten a esta cuestión de unidad y finalismo en los actos y personalidad humana.
   Ambos enfoques dan más importancia a la modificabilidad de la conducta en base a la experiencia, la educación y el entrenamiento que al factor biológico y hereditario.
  La pedagogía adleriana de corte dreikursiano, comparte la primacia del estímulo positivo (refuerzo positivo) sobre el castigo como medio de cambio de conducta preferido.
  También ambos enfoques, distinguen entre los modelos convencionales de premios y castigos, que suelen favorecer mayoritariamente a la "institución del poder y el orden" de quién lo administra, y el "refuerzo natural" o el "dar ánimos" dirigido y centrados en las contingencias presentes en la vida y experiencia de la persona y que buscan favorecer a esta (p.e Kohlenberg y Tsai, 2007).
  En esa obra también se mencionan las diferencias entre ambos enfoques, siendo la principal la relacionada con el modelo de ser humano, que se entiende desde el conductismo como mas ligado a la influencia del ambiente y en el adlerismo, admitiendo la importancia de aquel, al margen de "fuerza creadora y libertad humana" no reductible al ambiente.

   Pero en este punto, el autor de esta entrada, al aumentar sus conocimientos sobre el conductismo, especialmente el de tercera generación, comprende que la imagen de determinismo ambiental absoluto y de falta de libertad que se había ligado al conductismo también era una imagen irreal del mismo.





Bibliografía:

-Kohlenberg, R.J y Tsai, M. FAP. Psicoterapia Analítica Funcional. Universidad de Málaga
-Pérez, M. La Psicoterapia Conductista (1996). Biblioteca Nueva
-Pérez, M. Contingencia y Drama (2004). Minerva Ediciones
-Pérez, M. Guía de tratamientos eficaces. 3 Volumenes (2006). Piramide
-Pérez, M. Las terapias de tercera generación como terapias contextuales (2014). Editorial Síntesis
-Pratt, A.B (1985). Adlerian psychology as an intuitive operant system. The Behavior Analyst, 8(1), 39-51 (Sping)
-Oberst, U. & Stewart, A. (2002). Adlerian Psychotherapy: An advanced approach to Individual Psychology. London: Brunner-Routledge.
-Obertst, U & Ruiz, J.J (2007). La Psicología Individual de Alfred Adler. Editorial Manuscritos.com
-Montgomery, W. (2012). ¿Alfred Adler, un conductista intuitivo?. http://buecon.blogspot.com.es/search?q=adler. Blog: Conductismo Integral
-Wilson, K & Luciano, M.C (2007). Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Piramide

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada