ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

domingo, 7 de abril de 2013

¿COMO TRABAJA UN TERAPEUTA ADLERIANO?.



                                     COMO TRABAJA UN TERAPEUTA ADLERIANO
                                                  (Entrevista al psicólogo adleriano  H. Stein)

                                                             Henry    Stein


BOL: Las ideas y métodos terapéuticos de  Alfred Adler son desconocidos para muchos terapeutas. ¿Cuáles son las contribuciones adlerianas más importantes a la psicoterapia contemporánea? 

 
STEIN: Adler tiene mucho que ofrecer no solo a la práctica de la psicología, sino también a la sociedad en general. Nuestro estilo de vida democrático ha derivado en un excesivo interés en el si-mismo y ha  extendido la actitud de indiferencia. Las mejora sociales no sólo deben venir desde arriba mediante cambios socio-políticos, sino principalmente desde el fondo de nosotros. Necesitamos a ciudadanos individuales que sean capaces de implantar las ideas democráticas en sus vidas diarias. La teoría de Adler puede usarse para guiar este trabajo para el desarrollo de una estructura de carácter democrática en el individuo, y para prevenir muchos de nuestros problemas sociales. La psicología adleriana fue desarrollada para comprender los valores de igualdad social, cooperación, y responsabilidad para el bienestar de otros. Puede ayudar a revivificar nuestra democracia. 
  
El indicador principal para Adler  de la salud mental, es que la persona se siente conectada a otros mediante el sentimiento de comunidad. Este sentido de cooperación  proporciona el sentirse importante de manera  genuina, proporcionando seguridad y felicidad. Cuando se desarrolla adecuadamente, lleva a una actitud de interdependencia cooperativa y a un deseo de contribuir. Estas cualidades son esenciales para construir a una democracia saludable. La orientación educativa adleriana con niños y la psicoterapia fortalecen este sentimiento de comunidad. 
 
El diagnóstico adleriano esta  basado en los presupuestos de la unidad del si-mismo, la consistencia de la personalidad y la orientación hacia una meta de ficción inconsciente. Ayudamos gradualmente al cliente a entender, evaluar, y modificar esta meta, así como el modo de tratar con la vida derivada de esa meta. Creemos en el poder creativo del individuo para  decidir libremente y corregir su orientación, ofreciendo una perspectiva alentadora de  la responsabilidad y el cambio. 
 
La psicoterapia adleriana clásica se caracteriza por una relación activa diplomática, cooperativa que establece el sentimiento de igualdad. A través del interrogatorio Socrático,  se guía respetuosamente al cliente a través del cambio cognoscitivo: clarificando su estilo de pensamiento y sentimientos, tomando conciencia de cómo obtiene conclusiones, y retomando sus decisiones. Podemos usar las técnicas de imaginería  para promover el cambio afectivo. Las técnicas de rol-playing, y  las técnicas de grupo pueden apoyar el cambio conductual. Una estructura de terapia como  proceso de doce fases sirve como  guía para la selección de estrategias y evaluación del progreso. Estos fundamentos también actúan como un trampolín para crear, inventar e improvisar nuevas intervenciones. Cada terapia es diferente,  adaptándonos a la singularidad del individuo. 
 
El fuerte optimismo de Adler, su visión del funcionamiento humano óptimo, y su filosofía  humanista de la vida puede mantener la inspiración constante para un científico conductual.     

BOL: ¿Para apreciar el proceso del enfoque adleriano, hablemos un poco sobre el "diagnóstico" adleriano. Con un paciente real o imaginado en la mente, usted podría describirme una evaluación inicial del problema de un paciente? 
 
STEIN: Mi evaluación preliminar empieza cuando me encuentro al paciente en la sala de espera, desde que Adler sugirió que todos expresaremos nuestro estilo de vida y más claramente en una nueva situación. Busco el grado de contacto en sus ojos y saludo, el nivel de actividad y postura en su marcha hacia el despacho, la iniciativa para escoger escogiendo un asiento, y la postura cuando se sienta. Observar esto tiene un interés particular. Muchas personas expresan  su actitud hacia la vida en estas expresiones no verbales.  
 
Después de algunas preguntas preliminares sobre los problemas de salud, medicación, y drogas/alcohol que uso , pregunto por las dificultades del paciente. Como el problema o el síntoma evoluciona, estoy especialmente interesado en cuanto hace que la dificultad empezó y qué estaba pasando en su vida en ese momento. Esto puede revelar donde y cuando el valor de esa persona o su habilidad para cooperar declinaron. Las circunstancias presentes también pueden estar frustrando un éxito subjetivo, importancia, o placer que ellos esperan. 
 
Quiero ver el problema del paciente en el contexto de su vida, por eso yo pregunto por su trabajo, su vida amorosa/sexual, familia, y amistades. Esto proporciona una apreciación global de su nivel de funcionamiento y como ellos lo valoran. 
 
Dentro esta primera hora, intento tener  un boceto preliminar de su situación en su niñez temprana, incluyendo: las descripciones de cada miembro familiar, relaciones, actitudes, sentimientos, atmósfera familiar, y los recuerdos más antiguos de su niñez. Tomo notas de estas descripciones, incluso de los sentimientos e idioma del cuerpo expresados en esas informaciones. 
 
Estoy especialmente interesado en las dificultades que el individuo ha enfrentado y que con su esfuerzo ha superado. Estas conquistas proporcionan a menudo fuerzas para seguir adelante . Lo que  ha evitado en su vida puede revelar sus deficiencias de valentía. 
 
Después de la primera entrevista, repaso mis notas e intento imaginar una línea de movimiento psicológico que lleva desde los recuerdos del paciente en su niñez, hasta la situación presente sus dificultades, mediante una meta última compensatoria, que le proporciona importancia subjetiva , y seguridad. Intento conectar a esta línea todo lo que el paciente piensa, siente, y hace , incluyendo su actitud hacia mí  y las tareas de la terapia. 
 
Por ejemplo, un hombre de 40 años que me derivaron, después de completar un programa de tratamiento ambulatorio para dejar el alcohol . Él estaba muy frustrado con su carrera de detective criminalista, tenía poca intimidad con su esposa, y no tenía ningún amigo. Aunque él dirigió investigaciones muy  complejas, los criminales raramente terminaban en la cárcel. 
 
Su ambiente familiar en su niñez se caracterizó por la frialdad y el aislamiento afectivo, lo que le dejó un sentimiento de amargura: una madre infeliz; un padre ausente; y una relación conflictiva  con su hermano mayor, al que llegó a odiar por que era el centro de la atención de los padres por su conducta delictiva frecuente. Él al contrario era un niño dócil que no manifestó  ningún problema, y se le ignoró. 
 
El abandono afectivo de su padre y falta de amor de su madre estaba en las raíces de sus sentimientos de inferioridad. Su estilo de vida estaba orientado a atrapar  "tipos malos"  ya que le parecía la única manera de conseguir seguridad y afecto. Dado que muchos delincuentes no eran atrapados , él estaba perpetuamente frustrado. Él también vio a sus padres y hermano como delincuentes impunes. Su meta inconsciente era afianzar su compensación y vengarse de su niñez miserable. La venganza no estaba funcionando a su gusto, pero él esperaba la compensación de una jubilación tranquila , un símbolo de sus prioridades. 
 
Su actitud hacia mí era defensiva y mínimamente expresiva. Esto que le hizo competente en su trabajo de vigilancia, mientras observaba a otros sin que le vieran, era un impedimento para las relaciones personales. Sin embargo dos fuerzas podrían usarse como estímulo para progresar : él había superado su alcoholismo y su dependencia a la nicotina. 
 
En general, mis hipótesis tempranas son provisionales y se modifican en las sesiones siguientes cuando yo tengo información más detallada, que incluye un cuestionario escrito. Frecuentemente, la doble información, oral y escrita es muy útil. 
 
Una evaluación más refinada aparece en las primeras semanas, dedicando tiempo a organizar, analizar, y sintetizar el material del caso. Este proceso se facilita  usando  software de programación de ordenador, produciendo una serie de mapas conceptuales: un genograma multi-generacional, que clarifica las descripciones de los  miembros de la familia y sus relaciones; un diagrama de línea en el tiempo  que resalta los acontecimientos  significativos positivos y negativos; y una matriz de datos que organiza mis conclusiones sobre el estilo de vida del paciente, incluyendo: los sentimientos de inferioridad, sus meta de ficción compensatoria, nivel y radio de actividad, el uso de síntomas y emociones, el grado de sentimiento comunitario, su lógica privada, sus primeros recuerdos, y su esquema  de apercepción antitético . Estos mapas mantienen una guía continua para planificar el tratamiento. 
 
  
BOL: Su viñeta del proceso de evaluación adleriana es clara. Sé que usted ha dicho en otra parte, que  ve la intervención terapéutica como un "arte" y por lo tanto debe ser más difícil caracterizarla brevemente. Quisiera que usted hablara de esto......: ¿Usted podría describir un par de intervenciones que usa frecuentemente, y podría indicar las circunstancias de la terapia que indicarían usarla? (Si usted siente que otra pregunta diferente nos llevaría  mejor al corazón del tema, por favor hágala constar.) 
 
STEIN: En la primera consulta , uso la pregunta favorita del diagnóstico para Adler cuestione: "Si usted ya no tuviera sus síntomas, qué haría"?. En sus respuestas, los pacientes revelan frecuentemente los problemas o responsabilidades que ellos están intentando evitar.  

 
En las primeras fases de tratamiento, después de establecer una conexión empática,  acostumbro a usar una adaptación terapéutica de cuestionamiento Socrático para ayudar a los pacientes a clarificar sus significados y sentimientos, reconocer el propósito de sus emociones y acciones, identificar las consecuencias de su conducta, y generar soluciones alternativas a sus problemas. Hay unas cincuenta estrategias Socráticas que utilizan una serie de preguntas para ayudar a los pacientes  a obtener sus propias conclusiones. Por ejemplo pregunté a un cliente por la validez de su conducta temeraria al volante,  que se saltaba con frecuencia los semáforos en rojo, “¿Qué pasaría si todos hiciéramos lo misma cosa?" 
 
En las fases medias de terapia, después de que los pacientes logran más confianza a través del estímulo y ánimos por sus nuevos éxitos, despliego una interpretación de su estilo de vida y a meta final de ficción de manera graduada. Los primeros recuerdos dela niñez  ofrecen oportunidades fecundas para discutir situaciones concretas, sentimientos, y acciones que incluyen el estilo de vida. Ellos también pueden impulsar eficazmente nuevas actitudes y conductas. 
 
Un paciente muy pasivo, mimado recordó un primer recuerdo de su niñez temprana que vivamente expresaba una exigencia de actitud expectante. Él recordó que se había quedado en la cama una mañana invernal fría, negándose a levantarse hasta que su abuela calentara su ropa interior en la estufa. Discutimos el significado de esta memoria temprana, y entonces él intentó imaginar varios guiones alternativos, mientras incluía uno de levantarse temprano para ayudar a su abuela a las tareas de la casa. Él comprendió gradualmente que simplemente estando pasivo y triste no conseguiría el mimo de otros como había hecho con su abuela, y que había una nueva forma de satisfacción recíproca más conveniente para un hombre adulto. 
 
Frecuentemente tengo que inventar estrategias que encajan con  la singularidad del paciente y el momento presente. Un chico muy deprimido vino a mí después de ver a muchos psiquiatras durante un periodo de quince años. Después de trabajar con él durante casi un año, él se quejó, "!Nadie me ha entendido nunca!" Sabiendo que tenía una facilidad  para el drama, yo le propuse que cantara o recitara un soliloquio de sus pensamientos internos. Se quedó intrigado y estaba de acuerdo en hacer esto. Durante aproximadamente cinco minutos, yo expresé su lógica privada, actitudes, y sentimientos sobre su familia, entonces le pedía que en su soliloquio hablara sobre sus opiniones sobre mi. Era muy adepto a negar las expresiones terapéuticas más tradicionales de empatía y conocimiento, pero esta forma inesperada terminó con su estrategia. 
 
Otro caso puede ayudar a ilustrar el potencial de la interpretación. Un muchacho había matado un animal doméstico pequeño en la escuela. Vivió en una familia muy agresiva y  competitiva. Su profundo enojo no podría expresarse abiertamente en casa. Los títeres de  mano le permitieron expresar mucha de su rabia asesina de manera segura en mi oficina. Seleccionó "Drácula" para matar mi colección de treinta títeres. Tras varias semanas,  seleccionó caracteres menos agresivos, que primero se protegieron y después jugaron juntos gradualmente. Cuando yo sentía que estaba listo para entender por qué había matado el animal, yo seleccioné un "Búho Viejo Sabio" un títere para usar el cuestionamiento socrático de su visión personal. Su valoración de  mi ayuda se expresó a través de un "Cachorro de perro" muy afectuoso con mi títere. 
 
Las intervenciones adlerianas más eficaces son aplicaciones creativas de los principios básicos de Adler. Para lograr el cambio cognoscitivo, afectivo, y conductual significativo, no seguimos ningún procedimiento estándar. Tenemos que inventar los medios para lograr muchas tareas terapéuticas que incluyen: proporcionar estímulo constante, reducir los sentimientos de inferioridad, aumentar el sentimiento de comunidad, reorientar el esfuerzo para la superioridad, promover el sentimiento de igualdad, interpretar el propósito de la conducta, y estimular la contribución social. 


_________________________________________________________________________
 
Traducido del original inglés en 2003 por Juan José Ruiz Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada