ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

domingo, 24 de marzo de 2013

TRASTORNOS FAMILIARES Y DE RELACION PADRES E HIJOS



B) Trastornos de la relación padres e hijos y Trastornos de la Dinámica Familiar.


 
. Los principales focos de conflicto entre padres e hijos en la sociedad occidental suelen ser los siguientes: por las tareas de la casa, las tareas del colegio, la hora de llegar a casa, el uso del dinero y las compras, ver la televisión, los amigos que tienen y el  tabaco, el alcohol o las drogas. Además, padres e hijos/as coinciden en que los principales conflictos entre madres y adolescentes surgen por la realización de las tareas de la casa; y entre padres  e hijos/as por hacer las tareas del colegio.  Existe en la actualidad un extenso debate sobre los métodos educativos en la familia y la llamada "crisis de autoridad", que más bien habría que llamar, desde una óptica adleriana, "crisis de la educación autoritaria y de la educación permisiva".

  .Desde una óptica adleriana los conflictos disciplinarios entre padres e hijos están relacionado con tres aspectos fundamentales:

(1)   La Atmósfera familiar:   



Se refiere al ambiente familiar resultante de las relaciones de los miembros de una familia. Este ambiente influye sobre la personalidad del niño/adolescente y sobre los propios padres a través de la actitud que cada uno de ellos toma ante el mismo (no de forma mecánica determinista). (1) El tipo de relación conyugal de los padres tiene un gran peso en la atmósfera familiar  ya que suponen un modelo de referencia para la mucha o poca cooperación entre los sexos y la distribución del poder-roles en la familia. Los conflictos de la pareja de los padres pueden influir en la toma de decisiones del niño y adolescente respecto a lo que él/ella considera adecuado o inadecuado para sus fines. La lucha de poder entre los padres son un mal modelo, así como la no igualdad e imposición de roles varón-mujer (p.e machismo). Igualmente (2) la  relación entre los hermanos en una familia competitiva (y la vivencia subjetiva del orden de nacimiento)  influyen en cómo trata este con sus fuentes de inseguridad y modos de lograr su identidad personal (como aborda su sentimiento de inferioridad). Un tercer factor importante son los (3) Valores  o Creencias  Familiares  Compartidas o valores intereses familiares pueden facilitar el conflicto desmedido en el seno familiar (p.e las llamadas atmósferas familiares de rechazo afectivo, autoritarias, represivas, sobreprotectoras o mimosas, etc.). El posicionamiento del niño/adolescente frente a esta atmósfera será lo determinante (identificación o rechazo). Si no comulga con los valores de la atmósfera familiar (a veces a su vez en un conflicto paralelo conyugal o entre hermanos) el conflicto estará servido. La clave es la falta de sentimiento de comunidad en la familia.  Los mismos factores están a la base de cualquier dinámica familiar conflictiva, ya sea entre padres e
hijos, entre los propios hijos o la pareja conyugal.

(2) Los Métodos Educativos a Nivel Social, Escolar y Familiar y su Grado de Sentimiento de Comunidad:  


Tradicionalmente los métodos educativos preponderantes en la familia y la escuela ha girado en torno a la autoridad, la disciplina y la obediencia a las figuras de autoridad. Este modelo ha entrado en crisis en las sociedades democráticas por basarse en la represión, el sistema de premios y castigos,  y la falta de respeto a los hijos y alumnos. Ello ha llevado a muchos padres y algunos  educadores, en un mundo a veces con muchas fuentes de inseguridades y conflictos (guerras, desastres, etc.) a pasar a un modelo educativo que mezcla la permisividad y la sobreprotección de los hijos. Todo ello en un contexto mediático que habla de aumento de la delincuencia juvenil. Los padres se encuentran por un lado con la sensación de que si actúan de manera autoritaria, no respetan a sus hijos, y por otro, de que si continúan con la permisividad y la sobreprotección están educando hijos mimados, con baja tolerancia a la frustración y que no le respetan a ellos. Se encuentran así atrapados y desorientados en un esquema antitético con dos extremos negativos. La Psicología  Adleriana propone un fuerte énfasis en la educación democrática como alternativa a ese esquema educativo. (Ver  apartado de educación en el blog). Los propios padres, a su vez han recibido la influencia, y se han posicionado respecto  a cómo le han educado a ellos (a veces el modelo permisivo que usan es una defensa casi compulsiva para no repetir el modelo autoritario de sus padres). Una pareja de padres con modelos educativos distintos en sus cabezas, pueden generar problemas si no cooperan adecuadamente.

(3) Los Estilos de Vida de los padres e hijos implicados en el conflicto ("sus personalidades"): 


Todos los Estilos de  Vida (Personalidades) carentes de sentimiento de comunidad (con poca  valentía personal y capacidad de cooperación) tienen más posibilidades de estar mal preparados para la convivencia, y por lo tanto de tener más conflictos en la misma.  Un escaso sentimiento de comunidad va paralelo a una deficiencia de empatía (ponerse en el lugar del hijo o del padre), un fuerte complejo de inferioridad (sensación de falta de valor y necesidad imperiosa de imponerse como sea) y una falta de cooperación para afrontar  los problemas.

2 comentarios:

  1. que autor es de esta información?

    ResponderEliminar
  2. Alfred Adler, R. Dreikurs, D. Dinkmeyer, Úrsula Oberst y Juan J. Ruiz, etc, etc; es decir autores adlerianos. Y el resumen es mio: Juan J. Ruiz Sánchez

    ResponderEliminar